<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=809604879092243&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

5 consejos para mejorar la rentabilidad de un negocio

Jan 30, 2019 9:18:31 AM / by Bind ERP

5 Consejos para mejorar rentabilidad del negocio

Si te preguntas constantemente cómo mejorar la rentabilidad de tu negocio para expandirlo de forma ordenada y exitosa, ¡grandioso! Haz llegado al lugar indicado.

Eso sí, para hacer del 2019 el mejor año de tu empresa, lo primero que debes hacer es establecer metas específicas para cada uno de los departamentos de tu compañía y para todos los colaboradores en general.

De esta forma, tus esfuerzos para incrementar las ganancias de la organización estarán respaldados por el trabajo de tus empleados y rindan los frutos que tanto anhelas.

Así que, si estás listo para mejorar la rentabilidad de tu empresa y hacerla crecer más que cualquier otro año, ¡no dejes de leer!

 

1. Aumenta tu margen de ganancia

Uno de los factores clave para mejorar la rentabilidad de un negocio, es evaluar cómo se puede mejorar el nivel de ganancias que se produce por cada venta o contratación.

Sobre esto, no hay una única solución que aplique para todas las organizaciones, pero sí existen algunas pautas que pueden ayudarte a definir qué es lo mejor para tu empresa.

Por un lado, puedes probar el aumento de los precios. Claro, para poder hacer esto deberás hacer un análisis muy profundo sobre la competencia, de tal forma que no quedes fuera del mercado y ocasiones un efecto contrario al que buscas.

Recuerda que, en el proceso de fijación de precios, es importante conozcas la tolerancia de tus clientes a estos ajustes. Hay productos y servicios con un mayor nivel de tolerancia. Por ejemplo: la joyería, así como computadoras y teléfonos móviles de alta gama. En cambio, otros resienten cualquier mínimo incremento, como los alimentos de la canasta básica.

En resumen, debes de encontrar un balance entre un precio justo para tus clientes, acorde al mercado y que te brinde las mayores ganancias posibles.

Por otro lado, puedes evaluar los procesos de tu empresa e identificar cómo optimizarlos para bajar tus costos de producción. Esto incluye también revisar la productividad de tus empleados y planear estrategias concretas para mejorarla, como el uso de soluciones tecnológicas.

También, puedes optar por combinar las 2 opciones anteriores para generar un equilibrio entre tus precios y tus costos.

 

2. Gestiona adecuadamente tus gastos

Uno de los retos más grandes que deben enfrentar las empresas, es almacenar, manejar e interpretar los grandes volúmenes de información que generan sobre sus procesos y su dinero.

Dicho esto, lo ideal es que te apoyes con una herramienta, tal como los sistemas de recursos empresariales, ERP por sus siglas en inglés, para centralizar todos los datos de tu compañía y tener un control total sobre la liquidez de tu institución y el curso que sigue cada peso que gastas.

Al contar con este tipo de softwares podrás identificar, de forma rápida y sencilla, cómo se distribuye el presupuesto de la empresa y qué gastos ajustar si quieres mejorar la rentabilidad de tu negocio.

Eso sí, ten cuidado al momento de definir qué es gasto y qué es inversión, puesto que un error común de los emprendedores es prescindir de algunas herramientas o bajar el importe destinado a ciertos procesos para ahorrar, sin analizar la gran importancia que tienen para el negocio, como el control de inventarios, por ejemplo.

 

3. Enfócate en la experiencia de tus clientes

Al momento de buscar la rentabilidad de un negocio, los emprendedores suelen poner toda su atención en identificar en qué sectores conviene invertir su dinero, cómo es su proceso de producción y cuáles es su situación financiera.

Sin embargo, olvidan que uno de los elementos clave para que una compañía sea exitosa, es brindar la mejor experiencia posible a los consumidores.

Dicho esto, una de tus prioridades debe ser evaluar cómo son tus procesos de venta y qué tan satisfecho está el cliente con lo que ofreces y con la forma en la que lo atiendes.

Ten presente que hoy día las personas están más informadas que nunca sobre lo que adquieren, puesto que las nuevas tendencias y hábitos de los consumidores incluyen, por ejemplo, una investigación previa en medios digitales sobre lo que quieren comprar.

Esto quiere decir que al momento de acudir a ti, ya saben mucho sobre los precios y las características de lo que tú vendes y lo que la competencia comercializa, así que la experiencia que tengan las personas al conocerte, podría ser el factor determinante por el que escojan a tu marca y se fidelicen con esta.

 

4. Evalúa asociarte con otras compañías

Para mejorar la rentabilidad de un negocio, en ocasiones, es necesario invertir una cantidad de dinero mayor a la que habitualmente se tiene planeada.

Piénsalo: por ejemplo, si solicitas a tus proveedores una mayor cantidad de insumos para tus producciones, seguramente obtendrás un mejor precio por estos o te harás acreedor de algún bono o descuento en cierto periodo de tiempo.

Con esto en mente, debes evaluar los beneficios de asociarte con otros empresarios, de tal forma que el presupuesto necesario para acceder a tarifas especiales y otras promociones, sea compartido.

Eso sí, antes de tomar una decisión como esta, debes estar seguro de que la negociación te convendrá a largo plazo y de que las personas o empresas con las que buscas crear un vínculo, son profesionales y de confianza.

 

5. Busca oportunidades de recompra

Es normal que quienes dirigen una empresa centren su atención en obtener nuevos clientes que les permitan vender más y, por ende, rentabilizar su compañía, pero debes tomar en cuenta que la obtención de compradores también es costoso.

Ten presente que tus gastos en atraer personas a tu marca, para después calificarlas como clientes potenciales y darles seguimiento, son altos, por lo que vale la pena que no solo te enfoques en esto, sino que generes estrategias para que quienes ya adquieren tus productos o servicios, compren más y de forma regular.

Finalmente, no olvides que los clientes, las herramientas tecnológicas, la productividad, los vínculos con otras personas o empresas y el análisis de la información de tu compañía, son elementos clave en los que debes enfocarte.

¡Listo! Estos fueron 5 consejos para mejorar la rentabilidad de una empresa. Si quieres leer más contenidos sobre el mundo empresarial que te ayuden a dirigir de forma exitosa tu organización, ¡sigue las entradas de nuestro blog! Nos encanta estar en contacto contigo.

 

Nuevo llamado a la acción

« Regresar al listado

Topics: Emprendimiento y Estrategia, Administración y Productividad

Bind ERP

Written by Bind ERP

Nuevo llamado a la acción

Newsletter semanal

Te recomendamos

Nuevo llamado a la acción
Nuevo llamado a la acción