<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=809604879092243&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Lectura de

Crecimiento empresarial: ¡El camino hacia la expansión de tu negocio!

Por Bind ERP staff
Crecimiento empresarial: ¡El camino hacia la expansión de tu negocio!

Todo negocio busca de alguna manera u otra el crecimiento empresarial a través del tiempo y la expansión con el fin de mejorar su situación financiera, económica y de reconocimiento en un mercado que cada día se vuelve más competitivo.

Este crecimiento se encuentra condicionado por muchos factores o elementos que logran en conjunto alcanzar este objetivo.  

No existe una fórmula mágica para lograr la expansión de tu negocio. No importa si eres dueño de una empresa grande o pequeña, la dedicación, ganas y empeño de cumplir con esta meta pueden ayudarte a concretarla.  

Muchas veces puedes pensar que es un desafío muy lejano de alcanzar y que tu empresa no se encuentra en la mejor situación para hacerlo, pero ¡no es así!  

Sigue leyendo para conocer todo sobre el crecimiento empresarial y cómo poco a poco puede ayudarte a cumplir el sueño de expandir tu negocio.

 

Crecimiento empresarial: ¿Qué es? 

Este término se refiere principalmente a la evolución y desarrollo que van experimentando las empresas a lo largo del tiempo mediante la mejora continua, aumento de rentabilidad, cumplimiento de metas, logro de objetivos exitosamente, posicionamiento de marca y muchos más. 

Normalmente, las empresas crecen cuando descubren que existe una demanda mayor a la que pueden cubrir y necesitan ampliar sus horizontes para poder llegar a esos clientes que exigen el producto o servicio.  

Por lo que recurre a la inversión en recursos para cubrir esta demanda como: infraestructura, maquinarias, producción, entre otros. Lo que representa un primer paso para ir creciendo. 

Pero el crecimiento empresarial no se refiere únicamente a esto, si no también a ir mejorando tus servicios, en especial, cuando a atención del cliente se refiere y ¿Cómo se logra esto? La capacitación y constante enseñanza a los empleados mejorarán la gestión en todos los sentidos, generará mayor productividad y eficacia para ir ampliando tus oportunidades. 

Existen ciertos indicadores que pueden demostrarte si tu empresa se encuentra en crecimiento: 

  • Necesidad de contratar más personal, pues el que tienes ya no es suficiente; 
  • Mayor reconocimiento en el mercado; 
  • Un aumento en el flujo de clientes, y por ende de las ventas; 
  • Rotación de productos más rápida, es decir, se vende más que antes; 
  • Te ves en el escenario de tener que crear más canales de atención, porque los que tienes no son suficientes; 
  • Entre otros. 

A veces por más pequeño que sea el cambio puede reflejar que te encuentras frente a un panorama de crecimiento empresarial y ni te has dado cuenta.

 

Principales razones para crecer

Alcanzar mayores niveles de rentabilidad puede ser tu respuesta principal, pero existen otros factores que pueden llevarte a tomar esta decisión de querer expandir tu negocio y las más comunes son: 

  • Conseguir una economía de escala: posibilidad de conseguir productos o insumos a mejores precios que de una manera u otra te permita aumentar tus ganancias. 
  • Estancamiento: una expansión puede significar la apertura de nuevas oportunidades en otros mercados o con diferentes clientes para superar caídas de ventas y un mercado saturado. 
  • Mayor alcance: el poder llegar a más personas es una motivación que muchos empresarios tienen y es que aumentar tu alcance puede ayudar a un mejor posicionamiento de marca. 
  • Pensar en el futuro: lograr permanecer en el tiempo, generar más ganancias y sustento tanto para ti como para tu familia puede ser una gran razón para querer expandirte. 
  • Conseguir mayor éxito: cuando te posicionas como líder en varios mercados, aumenta tu camino hacia el éxito esperado y hacia tu reconocimiento, que luego pueda significar el poder internacionalizar tu empresa. 

Cuando quieres lograr alguno de estos objetivos debes saber que es momento de actuar y crear nuevas estrategias o establecer un nuevo plan que dirija a la empresa a lograr un mayor crecimiento.

 

¿Cómo hacer un plan de crecimiento? 

Primero tienes que saber qué es exactamente un plan de crecimiento: es un documento que contiene especificado en él cada uno de los objetivos de la empresa y todas aquellas estrategias que piensas implementar para cumplirlos.  

Estos objetivos deben encontrarse dirigidos a lograr un crecimiento sostenido en el tiempo mediante acciones que poco a poco ayuden a cumplirlo.  

La idea es crear una serie de pasos a seguir, que puedan ser modificados a lo largo del camino y adaptándose a las circunstancias que pueden ir apareciendo o que de alguna manera creen un obstáculo para conseguir la meta.  

1. Hacer un análisis de tu empresa 

Para empezar a realizar tu plan, debes identificar cada uno de los elementos que formen parte de tu empresa incluyendo: debilidades, fortalezas, oportunidades y amenazas que se puedan presentar.  

Al igual que estudia factores externos que puedan influir o que puedan intervenir en el cumplimiento de los objetivos como: los clientes, el mercado, la competencia... 

De esta manera, podrás ver exactamente: 

  • ¿Dónde necesitas mejorar?  
  • ¿Cuál es el punto fuerte de la empresa? 
  • ¿Dónde presenta mayor debilidad? 
  • ¿Cuáles son los problemas a los que te enfrentas?  
  • ¿Qué oportunidades tienes? 
  • Entre otros. 

Con esto claro, tendrás un punto de partida para iniciar tu plan de crecimiento al saber a dónde quieres dirigirte y no empezar sin una premisa clara desde el comienzo.

2. Definir el presupuesto 

El tema financiero y económico es crucial en esta etapa, así que debes establecer qué es lo que realmente puede gastar tu empresa para conseguir la expansión o crecimiento. 

Ser realista es muy importante en este paso, ya que debes asegurarte de contar con todos los recursos necesarios para lograr cumplir los objetivos y las metas que estás planteando.  

Incluye cada gasto que creas que se pueda presentar, de esta manera tendrás clara la situación o por lo menos una aproximación adaptada a la realidad para determinar si puedes asumir este riesgo o si, por otro lado, necesitas acceder a financiamiento externo para lograrlo.  

La idea es no tener que limitarte por el dinero; para crecer se necesita inversión sino estarás postergándolo siempre.  

3. Acciones de marketing y ventas 

Ahora que ya sabes cuáles son los objetivos y cuanto necesitas para lograrlo, es momento de definir varios puntos importantes como: 

  • ¿A qué clientes van dirigidos los objetivos?  
  • ¿Cómo darás a conocer el nuevo producto o servicio? 
  • ¿Qué tipo de publicidad utilizarás? 
  • ¿Cómo se encuentra el mercado y la competencia? 
  • ¿De qué manera realizarás la distribución si prestas el servicio de envío? 
  • ¿Puedes incluir algún otro canal de venta?

En fin, son muchas las preguntas que puedes responder de manera exitosa si implementas en el plan acciones que se relacionen con el marketing digital de manera que, te permita alcanzar la mayor cantidad de personas posibles, que puedan convertirse en clientes y que le den reconocimiento a tu marca.  

Al igual que, conseguir más ventas mediante el uso de estas herramientas lo que podrá cumplir el objetivo que tanto deseas: crecer.  

Las redes sociales son un gran aliado para lograr muchos de estos objetivos por lo que debes incluirlas en el plan de acción para el crecimiento.  

4. Incluir un plan B 

Nadie quiere empezar pensando que va a fallar, pero estar prevenidos ante cualquier eventualidad es mejor que te tome por sorpresa. 

Si en algún momento debes desviarte del plan o surgen nuevos cambios que debes implementar es bueno contar con un posible plan B que te permita continuar sin mucho contratiempo. 

Igualmente, si tienes una gestión organizada será mucho más fácil adaptarte a este tipo de cambios, ya sea por elementos que no permitan crecer a tu negocio o posibles problemas futuros que al tener una segunda alternativa ya sabrás como actuar ante ellos. 

Esto incluye, tener en consideración crear un fondo de reserva que puede ser de ayuda en momentos difíciles cuando necesites un mayor apoyo financiero o que suceda alguna eventualidad. 

5. Determinar un equipo de trabajo 

En el plan de crecimiento empresarial, es bueno que incluyas el mejoramiento continuo de tu personal o equipo de trabajo esto será un factor clave para que ellos crezcan junto con tu empresa. 

Si estás buscando crecer, no puedes dejar a nadie por fuera y tener un equipo preparado, orientado a desarrollar sus habilidades y ser más eficientes te ayudará en el camino. Además, pueden luego ser capaces de guiar a nuevos empleados que necesites contratar producto del crecimiento.  

Igualmente, define los procesos y acciones para mejorarlos, con el fin de que la gestión de tu empresa sea cada vez más efectiva. Todo lo lograrás con ayuda de cada uno de ellos, que cada quién se especialice en su área y te genere mejores resultados.  

6. Hacer un seguimiento continuo 

En ocasiones, los planes cambian debido a diferentes circunstancias por lo que debes evaluar constantemente mediante controles establecidos previamente para ver cómo va el avance del proyecto. 

Puedes determinar ciertas fechas en donde se debe observar si las acciones van encaminadas efectivamente a cumplir los objetivos o si de alguna manera u otra no se ha logrado lo esperado en ese tiempo determinado y así vas ajustándote nuevamente al plan.  

También te permite ver si existe algún riesgo que pueda estar limitando el crecimiento y que deban ponerle más atención.  

La planificación es muy importante cuando tienes pensado alcanzar un crecimiento empresarial, en especial, porque te permite organizar tus ideas, objetivos, estrategias y más evitando problemas o posibles obstáculos.  

No obstante, si no estás preparado para crecer, no cuentas con una planificación de tus próximos pasos o simplemente tu empresa experimenta un crecimiento acelerado puedes encontrarte frente a diversos problemas por no haberte anticipado a los hechos, como: 

  • Falta de espacio para el almacenamiento de productos o materia prima que necesitas adquirir; 
  • Colapso de los diferentes departamentos de la empresa; 
  • Afectar la calidad de los productos; 
  • Sobrecarga de trabajo para tus empleados y hasta para ti; 
  • No poder cubrir la demanda que te están solicitando e ir perdiendo clientes; 
  • Enfrentarte a un mercado totalmente desconocido que no sepas abordar. 

Y aunque no puedes prever todo lo que pueda pasar, estar preparado frente a algunos escenarios puede ser de gran ayuda. 

Pero ¿Qué desafíos puedes enfrentar al crecer? Acá encontrarás algunos.

 

¿Cuáles son los desafíos a lo que las empresas pueden enfrentarse al crecer?

Algunos retos a los que te puedes enfrentar antes de alcanzar el crecimiento empresarial son: 

  • Financiamiento: el tema económico como ya se ha dicho anteriormente es primordial cuando queremos que nuestro negocio logre su expansión. Por lo que en algunas ocasiones te puedes encontrar frente a una falta de liquidez que limitará el crecimiento; trata de encontrar alternativas que evite que esto pueda suceder y no endeudarte si no eres capaz de cumplir con ello. 
  • Conseguir nuevos clientes: puede que no sea tarea fácil conectar con nuevas personas que estén interesadas en tu producto o servicio, por lo que tus estrategias tienen que estar dirigidas no únicamente a esto sino a que los clientes compren más de una vez o que aumenten el consumo.  
  • Falta de planificación: no tener un plan bien definido y realista puede ser un obstáculo si deseas crecer, la organización debe ser un pilar en tu empresa para que de esta forma sepas hacia dónde vas y cómo.  
  • Ausencia de control administrativo o financiero: en ocasiones no se le da importancia debida a este punto, puedes pensar que como tienes una pequeña empresa no es necesario. Pero la correcta administración puede ser clave para impulsar el crecimiento en tu negocio. 

Y existen muchísimos desafíos a los que te puedes enfrentar a lo largo del tiempo pero debes estar preparado para evitarlos al máximo y conseguir que tu crecimiento empresarial no se vea limitado por alguno de ellos.  

Trabajar constantemente en cada elemento que conforma tu empresa te traerá grandes resultados.  

Ahora bien ¿Cuáles son algunas de las estrategias que puedes usar para lograr expandir tu negocio? 

 ¡Sigue leyendo!

 

Estrategias para la expansión de tu negocio

Como se mencionó al principio, no existe ninguna fórmula mágica que logre efectivamente expandir tu negocio pero si hay diferentes técnicas que puedes aplicarla para ir lográndolo poco a poco.  

El mercado actual está en constante cambio tanto a nivel tecnológico, como de las necesidades de los clientes. Por esa razón, es esencial elegir estrategias que se adapten al contexto en el que se encuentra en ese momento el mercado, de lo contrario puede que en vez de ayudarte a crecer ocasione todo el efecto contrario.  

Profundiza en tu mercado 

Antes de pensar en expandirte, es bueno que aplicas estrategias de crecimiento que sean capaces de penetrar en el mercado en dónde se encuentra tu producto, que poco a poco vayas posicionándote como una marca líder que sea sinónimo de calidad, servicio y atención. 

La idea es tratar de atraer nuevos clientes pero dentro del mismo nicho y conseguir que tus clientes habituales sigan recurriendo a ti frente a la competencia. Puedes ir aplicando distintas promociones, ofertas, sistema de fidelización y mucho más.  

También puedes ampliar tus métodos de venta, ya sea vendiendo por internet, ofreciendo despachos o cualquier otro agregado que le otorgue valor a tu servicio o producto.  

Crea nuevos productos 

Puedes ir expandiendo tu catálogo de productos creando nuevas opciones que puedas ofrecer a tus clientes, tales como líneas alternativas, más económicas —sin perder la calidad— o hasta que complementen a tus productos ya ofrecidos.  

También puedes ir agregando nuevos elementos acorde a las temporadas de manera que puedas diversificar un poco para no perder el interés de los clientes o hasta mejorar cada vez el producto. 

Siempre tratando de mantener tu esencia y evitar que se puedan aburrir de lo que vendes.  

Optimiza tus recursos  

Una buena manera de lograr el crecimiento que tantas esperas, es ir buscando formas de aumentar la productividad, reducir costos y mejorar procesos.  

La optimización de los recursos te dará la posibilidad de lograr concretar más ventas, generar más ingresos y a la vez, obtener mejores resultados.  

Cada vez que logres reducir tiempos de producción, de concretar ventas o de alcanzar un objetivo son más las posibilidades que tienes de estar preparado para el crecimiento. 

Crea una segmentación de clientes 

A veces como dueño de negocio puedes llegar a pensar que puedes llegar a todo tipo de cliente y aunque sería muy bueno lograrlo debes tener en cuenta que no siempre se logra el alcance deseado.  

Por lo que tienes que enfocar tus estrategias en un segmento de clientes específicos que realmente se encuentre interesado en tu producto o servicio de esta manera, serán más las probabilidades de que lo adquieran. 

Si logras establecer cómo es el perfil de tu cliente ideal es más fácil dirigir las estrategias para ellos y que no solo llegues a una pequeña cantidad de personas por utilizar técnicas que no corresponden.

Igualmente, esto te permitirá crear una comunidad de clientes fidelizados a tu producto por la necesidad o intereses que demuestran.

Expande tu mercado 

Cuando ya tengas una buena posición en tu mercado actual, puedes ir probando en nuevos horizontes, ya sea por incluir productos que cubran nuevas necesidades o ampliando tu alcance geográfico. 

Para que puedas ponerla en práctica debes estudiar cómo podría impactar esta situación tanto en la empresa como en los clientes, realizando proyecciones o estimaciones y estudiando realmente si crees que puedes alcanzar este nuevo mercado.  

Implementa nueva tecnología 

La tecnología vino para quedarse, así que debes buscar la forma de ir incluyéndola cada vez más en tus operaciones permitiéndote ahorrar tiempo, generar cálculos más exactos y reduciendo al máximo los errores. 

Puedes tener una ventaja competitiva frente a los demás negocios y de igual forma aumentar tu rentabilidad.  

La utilización de softwares de gestión puede ayudarte a poner esta estrategia en marcha, ya que es capaz de optimizar tus recursos y mejorar tu productividad. Es capaz de tomar todo el control de tu empresa y conocer a fondo las finanzas o la situación financiera.  

Al tener todos los datos de manera precisa es más fácil tomar decisiones sobre el futuro de la organización y lograr administrar los recursos de manera más eficiente. 

Y sobre todo mantener un registro de ventas organizado para visualizar de primera mano como ha sido el comportamiento de estas en un tiempo determinado, que te ayude a saber si debes adquirir más productos, qué necesitas si deseas expandirte y el comportamiento de los clientes en general por un producto. 

La automatización es una manera para que puedas reinventar tu negocio, tenga un alto nivel de competitividad en el mercado y logre posicionarse en él. Algunos beneficios son: 

  • Información en segundos; 
  • Reducción de tiempos; 
  • Detección de nuevas oportunidades; 
  • Disminuir costos; 
  • Mejora el trabajo en equipo; 
  • Minimización de errores humanos; 
  • Incremento de la calidad de tus servicios; 
  • Mayor desempeño; 
  • Evaluación constante de procesos;
  •  Actualización constante en efector tributarios.

Como puedes ver, existen muchos beneficios que la automatización puede traer para tu empresa y que posibilitará una expansión exitosa.  

Ahora que llegaste hasta aquí conoces más sobre el crecimiento empresarial y cómo puede ayudar a la expansión de tu negocio, solo debes ir aplicándolo para que dé frutos en el futuro. 

¡Atrévete a innovar y a convertir a tu empresa en lo que tanto deseas! El crecimiento empresarial es un largo camino que debes recorrer con mucha paciencia, constancia y dedicación; no se logra de un momento a otro por lo que trabajar poco a poco en mejorar cada aspecto del negocio te ofrecerá mejores oportunidades para conseguir crecer. 

Si te gusto este artículo, ¡suscríbete a nuestra newsletter! Y no te pierdas ningún detalle que pueda ayudarte con más información similar para lograr expansión que tanto deseas para tu negocio. 

 

Nuevo llamado a la acción

Escrito por Bind ERP staff
Bind ERP es el sistema de administración en la nube más fácil y completo para crecer un negocio en México.

Más sobre este tema: Emprendimiento y Estrategia, Rock Content

Otros artículos que podrían interesarte

5 formas de conseguir financiamiento para PYMES

En México, como en muchos otros países, existen múltiples formas de conseguir financiamiento para PYMES.

(Lectura de )

Temas: Contabilidad y Finanzas, Rock Content

Productividad empresarial: ¿Qué es y cómo optimizarla?

Uno de los objetivos de todo negocio debe ser trabajar cada día para alcanzar los máximos niveles de productividad empresarial, con eficiencia y eficacia en cada área que conforme la organización.

(Lectura de )

Temas: Emprendimiento y Estrategia, Rock Content

5 estrategias para un control de inventario eficiente

Existen requisitos claves que debe cumplir toda empresa para tener éxito y crecer de manera sustentable, entre los cuales está un sólido control de inventario.

(Lectura de )

Temas: Control de inventarios, Rock Content

Controla y crece tu negocio con Bind ERP
Calculadora empresarial: productividad laboral
Excel Mock up

Recibe gratis la plantilla de Excel para controlar tus inventarios

Comienza tu camino a la digitalización de tu empresa con la plantilla de Excel que tenemos para ti.